Discopatía - hernia de disco y Atlas

ATTIVA L’AUDIO DEL PLAYER


Una hernia discal es la extirpación de una parte del núcleo pulposo del disco intervertebral. El disco intervertebral es el cojín entre dos vértebras. La parte pulposa filtrada puede comprimir las terminaciones nerviosas, creando un conflicto mecánico que provoca dolor o entumecimiento en las extremidades.

Los discos intervertebrales no sólo dan flexibilidad a la columna vertebral, sino que también actúan como amortiguadores. Pueden soportar cargas extremadamente altas siempre que la fuerza se distribuya por toda la superficie del disco y que éste no se haya degenerado. Se calcula que si se sostiene un objeto de 10 kg en la mano con los brazos extendidos, la carga sobre los discos intervertebrales alcanza los 800 kg.


Gracias a la práctica de fotografiar sistemáticamente a cada persona frente a un muro especialmente medido, en Atlantomed podemos afirmar con certeza que el desarrollo de una hernia de disco lumbar o de una hernia cervical se asocia siempre a un daño postural importante preexistente, con una desalineación visible de la pelvis o una desviación lateral crónica de la columna vertebral (escoliosis) o cervical, respectivamente.

SÓLO una columna vertebral que se ha desviado de su forma ideal puede desarrollar una hernia de disco.
En medicina se habla de discos intervertebrales "desgastados". ¿Se ha preguntado alguna vez cómo se desgastan los discos y por qué ocurre esto? ¿Quizás los médicos confunden los discos intervertebrales con los amortiguadores de los coches, que se desgastan después de tantos kilómetros? Si esto fuera cierto, ¿significaría que hay que moverse lo menos posible para mantener los discos sanos? Entonces, ¿por qué las personas que practican deporte y someten a sus discos a un gran esfuerzo siguen estando sanas?

Lo cierto es que los discos intervertebrales no se desgastan, sino que sufren un proceso de degeneración que reduce cada vez más su volumen, hasta que el anillo fibroso exterior se rompe. ¿Por qué ocurre esto? Cuando los discos se cargan constantemente de forma unilateral y se someten a una compresión ininterrumpida por una tensión muscular extrema, acaban fallando como una presa en mal estado. ¿Conoces ese sándwich con mayonesa? Si lo aprietas demasiado, ¡la mayonesa se sale por los lados!

Los discos pueden y deben cargarse para mantenerse sanos, pero la carga debe alternarse con una liberación, ¡la presión no debe ser constante! Podemos decir que los discos intervertebrales se corresponden con las teclas de un piano: si se pulsan las teclas en una determinada secuencia, se produce música, pero si se mantienen pulsadas las teclas constantemente, no se produce ningún sonido.

En medicina, el principio de causa y efecto se invierte a menudo, de modo que la hernia discal pasa de víctima a culpable. El pobre disco intervertebral, al que se le aprieta constantemente como si estuviera en un tornillo de banco que además presiona torcido, pasa de ser la víctima de las circunstancias desfavorables en las que se encuentra a ser la causa de todos los males. Esto es según las teorías médicas. Sin embargo, no se explica por qué, después de haber operado la hernia, en muchos casos el dolor persiste o incluso aumenta, debido a los daños y cicatrices posteriores de la cirugía, mientras que el problema vuelve a aparecer en el paciente poco después. El porcentaje de operaciones fallidas es tan alto que últimamente incluso los cirujanos empiezan a cuestionar si el cincel es la solución adecuada en el 95% de los casos.

¿Cómo se desarrolla una discopatía o hernia discal?

Compressione di un disco intervertebrale come una morsa
Anatomía de una hernia discal inevitable: si la pelvis está inclinada o si se sufre de escoliosis, las vértebras no distribuyen su peso sobre toda la superficie del disco, sino sólo sobre una parte. La situación se agrava aún más si tiene otras anomalías de la columna vertebral.

Las consecuencias son fáciles de imaginar: con el tiempo, el punto del disco intervertebral en el que se deposita continuamente la mayor parte del peso se deteriora, creando las condiciones para una inminente protrusión o hernia discal.

La tensión muscular excesiva y persistente debida a una mala postura agarra las vértebras como un tornillo de banco; la libertad de movimiento del disco intervertebral interpuesto está muy limitada. A medida que aumenta la presión constante sobre el disco, la columna vertebral se vuelve cada vez más rígida y menos flexible.

Para mantenerse eficaces e intactos, los discos intervertebrales intercambian nutrientes y productos de desecho con el tejido externo, gracias a los cambios de presión que se producen durante la compresión y descompresión del disco, cuando las vértebras se mueven. La nutrición de los discos funciona según este principio porque los discos intervertebrales no pueden vascularizarse como otros tejidos, por la sencilla razón de que la presión intradiscal es mucho mayor que la presión sanguínea.


La carga sobre los discos intervertebrales también varía en función de la posición del cuerpo. Entre la posición de pie y la de tumbado, contrariamente a lo que se podría imaginar, la carga sobre los discos se reduce sólo en un 20%. En la condición desfavorable descrita, el ya bajo 20% se reduce aún más, comprometiendo la importante fase de regeneración de los discos intervertebrales que tiene lugar durante el sueño en posición horizontal. Con el paso de los años, los discos intervertebrales se "secan" y pierden su elasticidad, por lo que el disco puede desgarrarse en cuanto se somete a una determinada carga.

¿Qué hacer con una discopatía?

Es posible extirpar quirúrgicamente la parte del disco roto. La pulpa escapada ejerce presión sobre las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral, lo que provoca dolor y parestesia en las extremidades. Hoy en día se prefieren las soluciones alternativas, ya que estas operaciones no están exentas de riesgos, pueden provocar complicaciones e inducir dolores crónicos, como se ha observado en muchas personas.

Esta solución ciertamente no elimina la causa principal de la mala postura, por lo que la situación puede degenerar en nuevas hernias discales más adelante. ¿Por qué no resolver el problema de raíz? Y por raíz no me refiero a la raíz nerviosa comprimida por la hernia.

Si no hay otros factores de interferencia, el reposicionamiento del atlas permite nivelar la pelvis y corregir la postura. La mejor distribución de las cargas sobre los discos intervertebrales y la reducción de las contracturas musculares resultantes favorecen considerablemente el proceso espontáneo de resolución de la hernia y reducen el riesgo de hernias posteriores.

La corrección del atlas está indicada sobre todo para la prevención de hernias discales y en caso de protrusión discal.

Atlantomed pretende eliminar la causa que luego degenera en la patología, en lugar de dirigirse al trastorno en sí. Por lo tanto, en el caso de las hernias en un estadio avanzado, puede ser necesario intervenir con otras terapias.
Le recomendamos encarecidamente que se informe también sobre el tratamiento no invasivo SPINEMED.

Recuerda: para reparar un neumático pinchado, primero debes tapar el agujero y luego volver a inflar la rueda. Invertir el orden o realizar sólo una de las dos operaciones conduce inevitablemente al fracaso.

Videointerviste ernia del disco

racconti dopo il riallineamento dell'Atlante

¿Qué dicen de nosotros?

¡Los únicos con más de 6500 testimonios y reseñas! Haz clic para acceder a las plataformas correspondientes y leer muchas reseñas, comentarios, experiencias y testimonios después de la corrección del Atlas por vibro-resonancia Atlantomed. Desconfía de las imitaciones.

0
testimonios en vídeos
Testimonios en Youtube Corrección de Atlas
0
reseñas en Google
Reseñas en Google realineación del Atlas Atlantomed
0
reseñas en Facebook
Recensioni Facebook riallineamento dell'Atlante Atlantomed
0
casos de estudio
Estudio de eficacia de la corrección del Atlas de Atlantomed
0
evaluaciones
Descargar los cuestionarios de las evaluaciones de realineación de Atlantomed
0
testimonios del Foro
Testimonios del FORUMGESUND de corrección del Atlas Atlantomed
Para proteger tu privacidad, este sitio no contiene deliberadamente ningún plugin de seguimiento de Facebook. Para compartir, copia y pega la URL de la página.
atlantomed logo footer
La copia y utilización no autorizada de texto o imágenes sin citar el link activo https://atlantomed.eu/es/ puede tener consecuencias legales © Atlantomed 2006-2022